JORNADA CORAZÓN SOLIDARIO 2018

UNA SOLA ALMA UN SOLO CORAZÓN

Agradecemos el mensaje de Fray Miguel Miró, OAR. Prior General de la  Orden de Agustinos Recoletos, con motivo de la cuarta Jornada de Corazón solidario, convocada para este 5 de diciembre, aniversario de la Recolección.

 

… “Dejemos que resuenen en nuestro interior las palabras del Evangelio:
«Lo que hicisteis a uno de estos hermanos más pobres, a mí me lo
hicisteis» (Mt 25, 31)”

 

Un saludo fraterno a toda la Familia agustina recoleta y a todas las personas que en las misiones, parroquias, colegios y centros de espiritualidad comparten con nosotros, desde la fe en Cristo, su esperanza por construir un mundo más solidario y más humano.

Un año más hago una llamada a los religiosos y religiosas, a los laicos, a los jóvenes y a los mayores; invito a todos a tener un corazón solidario. Un corazón lleno de vida, de amor y de paz, un corazón que una: oración, comunión y servicio; un corazón solidario con los desfavorecidos y con los que sufren.

Les invito a buscar un espacio de silencio para escuchar la voz del Señor en la Creación y en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren. Si queremos ser fieles a los designios de Dios y responder a las profundas esperanzas del mundo, el gran desafío que tenemos es «hacer de la Iglesia la casa y la escuela de comunión» (NMI, 4).

En Jesús de Nazaret encontramos la inspiración y la fuerza para asumir el gran reto de acercarnos a los pobres, amarlos y ayudarlos con sencillez. Dejemos que resuenen en nuestro interior las palabras del Evangelio: «Lo que hicisteis a uno de estos hermanos más pobres, a mi me lo hicisteis» (Mt 25, 31). Pensemos en los santos de ayer y de hoy, todos se han caracterizado por responder con su oración, creatividad y generosidad a las necesidades
de su época.

La Red solidaria internacional agustina recoleta ARCORES nos ofrece la oportunidad de superar las fronteras y divisiones para contribuir con los organismos internacionales al desarrollo sostenible y construir la paz en un mundo más justo y solidario. Con la fuerza que viene del Espíritu de Cristo y la vitalidad del carisma que hemos recibido, podemos unir fuerzas para preparar y desarrollar proyectos solidarios en el propio país y en los diversos países donde la Familia agustina recoleta está presente.

Nos motiva la clara conciencia de que, en la vida, y de manera particular en el campo caritativo y social, es muy importante hacer cosas, tener programas y ofrecer respuestas a las necesidades de los pobres. Sin embargo, más importante que el hacer es no perder el sentido, el horizonte de lo que hacemos.

El Papa Francisco ha llamado a la humanidad a mirar el planeta con una nueva visión, verlo como nuestro hogar. Es este un llamamiento a la valentía y la unidad, para que todos los hombres y mujeres cuenten con las oportunidades y la capacidad de poner de su parte, especialmente los más marginados, para quienes la sostenibilidad significa mucho más que leyes y políticas “verdes”, significa nuevas formas de pensar y de comportarse como ciudadanos globales, con una nueva manera de ver los océanos y la biodiversidad. Necesitamos esta visión y esta valentía para alcanzar el nuevo acuerdo climático. Plantear la mirada del Papa y de la Iglesia sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), nos invita a profundizar en el conocimiento de los ODS y la Agenda 2030, que pueden verse en los subsidios que se pondrán a su disposición. Necesitamos conocer los ODS para contribuir con la eficacia de nuestro carisma agustino recoleto a este programa común de la humanidad del S. XXI para
acabar con la pobreza y lograr un desarrollo humano sostenible.

En su encíclica Laudato Si el Papa llama a cada cristiano a comprometerse con nuestro mundo como base de la vocación católica. La tierra es obra divina, creada por Dios. Por ello es nuestro deber cuidar la creación y todos sus habitantes para que no se produzcan injusticias. El Papa explica que “no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una
aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza” (Laudato Si, 139).

El Papa insiste en que todo está conectado e interrelacionado: “Toda pretensión de cuidar y mejorar el mundo supone cambios profundos en los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad” (Laudato Si, 5). Este planteamiento que implica cambios en la dimensión personal, social y estructural es el que ha asumido la Red solidaria internacional agustina recoleta ARCORES desde su comienzo.

No podemos limitarnos a acciones individuales o aislarnos para salvaguardar nuestro interés. Como Orden tenemos que impulsar la comunión solidaria y avanzar en una misma dirección, para ello pedimos la colaboración de todos en un amplio proyecto común. En esta campaña pedimos su colaboración para dos proyectos dentro del marco de los ODS que se llevarán a cabo en Cuba y también para continuar el apoyo al Programa “Unidos con Venezuela, una luz de Esperanza” pues la situación en Venezuela, sigue deteriorándose y nos demanda ser perseverantes
en la solidaridad.

¿Yo que puedo hacer? Cada uno verá, en su situación y según sus posibilidades, como puede contribuir con su oración, con un poco de su tiempo en el voluntariado, y también se puedes ayudar con una aportación económica que puede ser ocasional o bien continuada haciéndose socio de ARCORES en su propio país.

A nosotros nos toca responder a los desafíos de hoy, pongamos nuestra esperanza en la Providencia del Señor que nos encomienda vivir en la comunión de la Iglesia y llevar a cabo la misión evangelizadora de Jesús. Unidos a María, Madre de la Consolación, pidamos el don del Espíritu para tener un corazón solidario.

Roma, 10 de septiembre de 2018, fiesta de san Nicolás de Tolentino.

Fray Miguel Miró, OAR
PRIOR GENERAL DE LA ORDEN DE AGUSTINOS RECOLETOS