La conciencia de ser misión es una experiencia central en el camino de la misión compartida.

El laico creyente descubre que:
  • El protagonismo en la misión corresponde a todo el pueblo cristiano;
  • La misión evangelizadora de la Iglesia es misión de todos y de cada uno;
  • Esa misión se desarrolla en la comunión,
  • Necesita la corresponsabilidad,
  • y así es como produce comunión.

Las misioneras agustinas recoletas, habiendo recibido un Don del Espíritu al servicio del pueblo de Dios, desea proporcionarte espacios de formación y misión para que puedas descubrir tu puesto en la Iglesia y puedas realizarte plenamente como bautizado.

Registrate ahora