MISIONERAS EN LAS “VÍAS” DE CIUDAD DE MÉXICO

A mi paso por México, el pasado mes de enero, visité acompañada de las hermanas Sandra Maldonado y Vilma Lessa el proyecto “Vías” que tienen nuestras hermanas a 20 minutos caminando de la casa, en el corazón de la Ciudad de México.

Una considerable cantidad de familias han hecho sus casitas de madera, cartones y plásticos sobre las vías de un tren que ya no circula. Son personas migrantes, que buscando mejoras, han llegado a la ciudad a la ventura, y allí se han instalado. Personas vulnerables a todo tipo de peligros y humillaciones, sin apenas recursos y esperando todavía en las promesas de hace 20 años para tener una casita digna.

Nuestras hermanas, desde hace años, optaron por un trabajo de inserción y acompañamiento a las familias del lugar.

Me llamó la atención la llegada de una ancianita a su ranchito…traía la cena consistente en un arroz metido en una bolsa de plástico que había obtenido de algún lugar de comidas y que compartiría con el grupo de vecinos ancianos. Según cuentan nuestras hermanas, los mayores se reúnen y comparten todos lo que haya de comida y es para todos, independientemente del grado de higiene, de forma, que en una ocasión se enfermaron todos de la misma comida.

El hacinamiento de las familias que tienen varios hijos es muy fuerte; el grado de insalubridad es de alto riesgo. Nuestras hermanas acompañan con alfabetización y  visita a los hogares que les permite conocer cada realidad y paliar las situaciones más difíciles, buscándoles ayudas materiales, pero más aun, desde un acompañamiento humano y espiritual.

Continuamos apoyando este proyecto a fin de que la vida surja y la dignidad de nuestros hermanos se restituya. 

 

{gallery}mexivia, limit=0,random=1,width=200,height=100,gap_h=20,gap_v=20,displayarticle=1{/gallery}