SEMANA VOCACIONAL MAR 2024

Para los que no nos pudieron acompañar en el concierto «CONTIGO ESTOY…» tenemos el placer de dejar el enlace, para que puedan ver a nuestros hermanos Baquero cantándole a la vida:

Te compartimos nuestras noticias y experiencias

UN SÓLO CORAZÓN

UN SÓLO CORAZÓN

NUESTRAS VIDAS SE TRANSFORMAN EN UN SÓLO CORAZÓN

Una frase que me impacta del himno de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas es “Nuestras vidas se transforman en un solo corazón” En un mundo donde impera la muerte guerras, violencia, homicidios, entre otros y donde ser transformadores de vida implica transformar primero, la propia vida; y luego convencer con el testimonio para que otros transformen su vida y más aún llegar a tal extremo; que la vida del otro y la propia se transformen en un solo corazón; es un verdadero desafío. Y pensando en desafíos; hoy en día están de moda los llamados reality en la televisión, en los medios de comunicación los cuales los realizan para generar cierta popularidad entre la gente y sobre todo para obtener dinero, por tanto, en estos desafíos; en mi opinión, lo único que generan es una gran competitividad entre los participantes. Estos certámenes tienen sus normas y obstáculos que tienen como finalidad un ganador entre muchos participantes y en cierta manera los participantes y sobre todo al ganador le puede generar un cambio en su modo de vida, pero en realidad son cabios de vida del momento no para toda la vida. El verdadero desafío está el vivir una vida en Cristo es decir en convertirnos en aquello que Dios quiere para nosotros y que desde el principio nos pensó que fuésemos, para ello es necesario que pasemos primero como “el oro por el crisol”, es decir, por medio de procesos, que nos lleven a una transformación autentica de la vida, que no es otra cosa que la cristificación del hombre; el cual implica necesariamente un cambio total de vida, que nos lleve a configurarnos con Cristo, adherimos a Él, alimentarnos con su Cuerpo y con su Sangre y transformamos en El, de manera que con san Pablo digamos “Y ya no soy yo quien vive, es cristo quien vive en mi” (Gál. 2, 20).

La vida de Jesús, sus sentimientos, su actuar; debe estar impresa en mi ser; así como se plasmó en el manto de la Verónica el Rostro Divino del Señor. Sólo llevando impresa la vida de Jesús en nuestra propia vida, se puede hacer factible el mandamiento del Señor Jesús “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. Éste, se nos dice, es el principal mandamiento, y el segundo es semejante, a saber: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos12:30–31).
Para finalizar este tema, quiero volver a tomar la frase “Nuestras vidas se transforman en un solo corazón” podemos decir que el amor a Dios, sin el amor por el hombre no es válido; los dos amores deben ir estrechamente unidos tal como lo dice Hechos 4,32 “Todos los creyentes tenían un solo corazón y una sola alma”, lo cual significa tener un mismo ideal, unos mismos sentimientos, los mismos deseos e ir tras las huellas de Jesús y caminar juntos. Para ello, es necesario conocer, comprender, respetar, confiar y acoger al hermano, al más pobre, al desprotegido, al que está a mi lado, a mi hermana de comunidad. San Agustín dice “Debes vaciarte de aquello con lo que estás lleno, para que puedas ser llenado de aquello de lo que estás vacío”, y de lo único que debemos llenarnos es de Dios; Solo así “nuestras vidas se transformarán en un solo corazón en Dios junto con el corazón de mi hermano o hermana.

Hna. Sonia Segovia

HACEMOS MEMORIA

HACEMOS MEMORIA

LA HERMANA CLEUSA EN NUESTRO CORAZÓN

Haciendo memoria….

«…Lo sé, pero me tengo que ir, el indio no puede esperar. ¿Quién va defender su vida si Dios quiere contar con nosotros?»
En los días previos al 26 de abril de 1985, en la habitación de Cleusa, había un bolso con algo de ropa, una hamaca, algunas medicinas, etc. «Voy a pasar unos días en la aldea de Japiim. Estoy esperando que la persona que me acompañará se recupere de la malaria…», decía.
La noche del 26, después de misa, un grupo de indios salió llorando, asustados, buscando a Cleusa, hablaron y luego ella pasó horas en la capilla. El día 27, después del desayuno, Cleusa comenta con sus hermanas: “Parece que ha habido muertos en la aldea. Voy para allá… «. En vano intentos de convencerla de que no fuera; rápidamente buscó a alguien que la llevara por la carretera hacia la balsa, cruzando el río Paciá. Allí tomó prestada una canoa, de su amigo Nonato, y emprendió el viaje río arriba, para ver qué había pasado en la aldea. En el ferry se escondía el responsable de las muertes en la aldea y comentó con la persona que cuidaba de la balsa: “Estos patos suben hoy, pero mañana no bajan…”

La hermana llegó a la aldea por la tarde, todo estaba desierto, sólo dos nuevas tumbas debajo de la choza (como era costumbre de los Apurinã enterrar a sus familiares). Cleusa le dijo a su acompañante: «Dormiremos en otro lugar, puede ser peligroso quedarnos aquí…» Pasaron la noche más arriba, donde encontraron a la familia desolada y se enteraron de lo que había pasado. El jefe estaba escondido en la selva por temor.

En la mañana del día 28, Cleusa emprendió el viaje de regreso a Lábrea. Se detuvo en la aldea que aún estaba desierta, dejó colgado un papel escrito. El tuxaua (que se escondía por miedo a nuevos ataques) oye el ruido del motor y se presenta. Hablan de lo sucedido y le promete a la hermana que no vengará las muertes.
De regreso a la ciudad, río abajo, Cleusa se encuentra con el asesino que remontaba el río en su canoa. La hermana le hace una señal como quien quiere hablar, él toma la escopeta y apunta en dirección a quien conduce la canoa de Cleusa. La hermana le dice a su piragüista: «Salta al agua y huye…tienes hijos que criar», y eso fue lo que hizo. Minutos después se escuchan disparos, seguido de un profundo silencio. Posteriormente se escucha el ruido del motor remontando el río en medio de la selva.

El acompañante de Cleusa mira y nada… llama a la hermana y nadie responde. Pasa la tarde y la noche en la selva hasta que logró llegar a la carretera y de allí se dirigió a Lábrea, donde llegó al día siguiente.
Mientras tanto, en la tarde del día 28, la noticia se difundía por la ciudad: «¡Mataron a la hermana Cleusa!».
Día 29 – Temprano la noticia en la ciudad era: «¡Mataron a la hermana Cleusa! Búsquedas de lugar en lugar y en vano… por la tarde, llega un mensaje de la comisaría…» Hay noticias de Cleusa”.

Escuchamos, por boca del acompañante de Cleusa, lo dicho anteriormente. Se avisa a las autoridades, se buscan noticias…. Pero nadie se atreve a abrir la boca….
Día 30 – Por la mañana fray Jesús sale con una delegación a procurar a la hermana. Regresan por la tarde y nada; al día siguiente, el fraile va con la FUNAI (Fundación Nacional del Indio), hacen nuevas búsquedas, miran y nada. Finalmente, el fraile indica a la delegación que vio una canoa en la orilla del río y que le gustaría ir a comprobar, pero los miembros de la FUNAI se disculpan y regresan a Lábrea.
Día 01 de mayo – Temprano los de la FUNAI regresan a Porto Velho. Llueve intensamente durante todo el día, lo que dificulta las búsquedas posteriores.
Día 02 – Fray Jesus con dos jóvenes continúan la búsqueda, él pensó: «… tengo que ir a esa canoa que está en la orilla…»Continúan el viaje y al ver la canoa, se detienen, reconocen que era la canoa en la que viajaba Cleus, logran avistar buitres volando; el fraile se adentra en la selva y finalmente encuentra un cuerpo desnudo, boca abajo, detrás de un gran árbol. Reconoce ser el cuerpo de la Hermana. Piensan en recogerlo, pero, ¿cómo?
Por la tarde ellos llegan a la ciudad con la noticia: “… ¡LA ENCONTRAMOS! ¡PERO MUERTA! …”
Las campanas de la Catedral, con un sonido triste, anuncian el hecho, la voz de otro fraile por los altavoces, comunicaba la noticia, los estudiantes que estaban en el recreo hacen silencio. La gente se dirige a la plaza de la catedral, rezan, lloran…, algunos maestros mandan a preparar la caja. Cae la noche y no es posible recogerla en ese día.
Día 03 – Esperando a la FUNAI y las autorizaciones necesarias para recoger el cuerpo. No aparece nadie…. Preocupado y escuchando el clamor de la gente, que se concentra en la puerta de la comisaría, a las once sale el fraile con una comitiva.

Regresan por la noche, dejan los restos en el hospital para exámenes, luego los llevan a la catedral y se hace las oraciones propias de ese momento, y de ahí, entre oraciones, lagrimas, discursos y carteles de protesta, rechazo a las autoridades y amor a la hermana Cleusa, la gente camina hacia el cementerio. Los indios lloran…. ¡Ella era nuestra madre!!!
Entre lágrimas depositamos los restos de Cleusa cerca de los de Fray Jesús Pardo (OAR). La noche se volvió oscura, con muchas preguntas…
Día 04 – La Catedral amanece adornada con la frase “HERMANA CLEUSA, MADRE DE LOS POBRES Y OPRIMIDOS! ”. Ya era el séptimo día de la muerte. Se celebró misa con mucho dolor, preguntas, angustias… también mucha esperanza y la certeza de que Cleusa dio su «VIDA POR VIDA».
Cariacica, ES – marzo 2024

Hna. María Josefina Casagrande, mar

Hna. CLEUSA Y CAMPAÑA DE FRATERNIDAD

Hna. CLEUSA Y CAMPAÑA DE FRATERNIDAD

LA HERMANA CLEUSA Y LA CAMPAÑA DE FRATERNIDAD 2024

 

La campaña realizada por la Iglesia en Brasil, cuyo tema es FRATERNIDAD Y AMISTAD SOCIAL y el lema TODOS SOIS HERMANOS (cf. Mt 23, 8), nos recuerda a Cleusa. Ella iba más allá de los grupos de amigos y luchaba por construir una amistad social, tan necesaria para la buena convivencia…
“… Recuerdo que, en situaciones de enfrentamiento entre indígenas y policías, solía llamarse a la hermana Cleusa para interceder en los conflictos…”. (Don Jesús Moraza – obispo emérito)
“Es difícil hablar de la grandeza interior de una persona, ¡y la hermana Cleusa tenía tanta!…” (Fray Francisco Piérola).
“La hermana Cleusa en sus palabras y acciones olía a Dios”.
Algunas esencias que exhalaba:

1. Ecumenismo
1.1. Viviendo en Manaos, un día la hermana Cleusa encontró en la calle a unos Hare Krishnas, con sus panderetas, recitando oraciones, con la cabeza rapada al cero, con sus túnicas amarillas, etc. … Ella se acercó a ellos y todo terminó en que la invitaran a visitar su monasterio… y allí fue con ellos a compartir la oración…
1.2. También en línea del Ecumenismo, ella fue una de las promotoras de encuentros semanales de oración con los protestantes, un grupo ecuménico, en el Parque Moscoso, en Vitória, Espírito Santo. “…Siendo que yo era protestante y ella monja católica, estábamos juntas porque éramos y somos cristianas y ese era el fundamento muy firme de nuestra
amistad… ella tenía una sencillez, una santidad y un equilibrio que llamaba la atención. … Ella ya era ecuménica en aquella época …”

1.3. En una ocasión, la hermana Cleusa y yo, fray Francisco, fuimos invitados por el pastor José Salsa de Lábrea, a visitar la capilla protestante para escuchar a un pastor famoso, decían, que venía de fuera… Fueron varios católicos y también fuimos los dos…. nos invitaron a ir delante de todos a la capilla,… escuchamos la charla, oramos , etc. y al final nos invitaron a aceptar a Cristo.

Este hecho entraba plenamente en el sentido ecuménico de la hermana.
¡Los santos comprometen a los demás y no siempre son comprendidos!

2. La Pobreza
Una hermana me dijo que se edificó espiritualmente cuando vio a la hermana Cleusa llegar a un Capítulo General, en Monteagudo, con tan poco… ¿Qué podía llevar en una maleta tan pequeña? …en su forma de vestir, y en su manera de ser, era totalmente austera. Recuerdo que en su cumpleaños recibía regalos de amigos… les agradecía y enseguida les decía a quien se los había regalado: ¡muchas gracias! Y ahora recuerdo que lo que él me dio le servirá mucho a usted, la señora que tanto lo necesita…” y así todo lo que recibía rápidamente terminaba en manos de alguien que lo necesitaba.

3. La cuestión de los leprosos Según la revista Veja, Lábrea era uno de los lugares con más leprosos de Brasil. Muchas familias de leprosos se concentraban en las afueras de la ciudad… ¿Quién sería el que estaría atento a todo lo que necesitaran? ¿Quién sino la hermana Cleusa? Y así fue…. ¡Esto también nos complicaba!
“- Fray Francisco, ¿sabías que en la tormenta de ayer el viento arrancó unas tejas de aluminio de las casas de los leprosos”? Decía que sí… que sabía… más o menos… «Fray, te voy a proponer un trato: dejarás de fumar durante una semana y con ese dinero podrás comprar tantas tejas de aluminio…».
¿Y quién podría resistirse a darle ese dinero? El problema era que Hermana Cleusa no fumaba y no sabía lo difícil que era quedarse sin fumar… ¡qué tiránicos son los cigarrillos! … Y lo que hacíamos era dar el dinero y comprar otros cigarrillos durante la semana. ¡Los santos siempre nos desestabilizan!…
El Banco de Lábrea tampoco quería pagar las pensiones de los leprosos porque no les permitía entrar al Banco. Entonces los leprosos se reunían cerca del Banco y venia la hermana, tomaba los documentos o cédulas, cada cinco, entraba y los ponía en plástico, porque el Banco no quería que esos documentos tocaran nada en ese lugar. Ella Mostraba los documentos de cada persona y un empleado le entregaba el dinero. Ella salía y repartía los documentos y el dinero, y luego recogía cinco más y hacia la misma operación; y al final no era el banco, sino la hermana quien recogía el plástico y se lo llevaba a casa. El banco no quería ni tocar el plástico.
No siendo la lepra contagiosa, vivían tan discriminados… ¡los pobres leprosos!
En estas pocas palabras se puede imaginar como CLEUSA ERA HERMANAY AMIGA DE TODOS , vivía el lema de la Campaña de la Fraternidad 2024.

REENCUENTRO

REENCUENTRO

ENCUENTRO DE EXALUMNAS, PALMIRA

Cilia Sánchez, exalumna nuestra, de Palmira, Valle, sabiendo que yo estaba en Cali, hablando con sus compañeras, me hizo llegar la invitación para el 11 encuentro de exalumnas del colegio Santa Rita de Palmira, Valle.
Llegué a Palmira, junto con Sor Clemencia Inés (Hilda Inés Cortés), y Sor María Cristina Fonseca (Flormaría Fonseca), hacia septiembre del año 1962. En ese momento me llamaba Sor Martha María. Inmediatamente comenzamos nuestras clases con las alumnas de bachillerato, de 3° a 6°. En este primer curso de trabajo tuvimos una mezcla de clases para dictar, pero a partir del siguiente año escolar, sor María Cristina tomó las biologías, sor Clemencia Inés física y química, y yo español y literatura y en algún momento filosofía.
En julio de 1966 fui trasladada a España con el fin de estudiar. Acabábamos de terminar el curso escolar 1965-1966. En ese momento, los exámenes finales de las alumnas de último año, o sea sexto grado, eran calificados por dos profesores, uno, su propio profesor, y el otro, el profesor de un colegio asignado. En ese momento fue el colegio Cárdenas. Las alumnas presentaron sus exámenes que fueron entregados al profesor del Colegio Cárdenas. Yo tuve que viajar a Bogotá para preparar mi viaje a España y no tuve la oportunidad, ni de conocer las notas que el profesor dio a mis alumnas, ni de corregir sus exámenes. La hermana directora de ese momento, sor María Ortiz de la santa faz (sor Nohra Ortiz), había decidido colocar como nota del colegio, la misma entregada por el profesor del Colegio Cárdenas.Pasados unos meses, estando yo en España, en algún momento, sor María me hizo saber que nuestro colegio había recibido una felicitación del colegio Cárdenas, porque todas las alumnas habían obtenido la máxima nota en español y literatura, por sus conocimientos, su ortografía, su redacción. Eso me alegró, pero no tuve ocasión de comunicarme con estas exalumnas.

Pasaron los años y como dije al comienzo, fui invitada a la reunión de exalumnas. En el fondo estaba nerviosa y contenta. Le daba gracias a Dios por poder encontrarme con las que habían sido alumnas mías hace 62, 61..58 años. Yo recordaba rostros, los nombres de algunas, pero lógicamente no de todas y además, en 60 años, se ha cambiado.
Llegó el día esperado, 13 de abril de este año. Como habían dicho, a las 9:00 de la mañana me estaban llamando a la portería, venían a recogerme. Eran, Amparo Arosemena, Lida Durán y una hermana de Socorro Motoa, quién encargó que me recogieran.

Llegamos pronto al club campestre y ya había muchas exalumnas. Desde la entrada me iban saludando y reconociendo. Hicimos la inscripción y pasamos al salón. Me esperaba Cilia Sánchez en una de las mesas. Cada mesa tenía el año en que se habían graduado. Si eran pocas, en una mesa había de dos o tres años. En la mesa donde me coloqué estaban exalumnas de los años 1962, 1963 y 1964. Esos cursos eran muy pequeños y algunas están en el exterior. A las 12:00 am comenzó la Eucaristía.

El sacerdote, hizo un extenso saludo felicitando a las exalumnas por estos encuentros que en este momento han llegado al número 11. Las felicitó por sus valores y vivencia cristiana, recordó sus familias y al colegio. Pidió un aplauso para las religiosas MAR y se alegró de que estuviera una presente. Yo hice una de las lecturas de la Eucaristía.

Las exalumnas estaban en lo que estaban, mucho silencio y respeto. La homilía también fue larga, pero todas estaban muy atentas. Me llamó la atención que muchas comulgaron. Terminada la misa, hubo momento de charla y empezaron a llegar los músicos. Todas se veían muy contentas; más tarde vino el almuerzo. Había dos puntos para recibir el almuerzo y fuimos pasando poco a poco. Nadie tenía prisa. Había mucho que hablar. Terminado el almuerzo, empezó la música y fueron saliendo de todas las mesas, de todos los cursos, al amplio espacio. Bailaban solas o en pareja o en círculo, o formando tren. Todas acogían lo que se iba presentando. El ambiente era alegre, acogedor, de amistad, fraternidad, compañerismo. Yo disfrutaba de verlas y en algunos momentos me paré para tomar alguna foto. En un determinado momento, hubo un pequeño descanso, pero pronto entraba un grupo que se había vestido con camisetas largas en las que había dibujado un esbelto cuerpo femenino en bikini. Era gracioso. Así bailaban y disfrutaban. Se reunieron 120 exalumnas, en un ambiente espectacular. La armonía, el buen gusto, la amabilidad, la acogida. Todo eso era lo que se percibía. Hacia las 6:00 p.m., comenzaron a retirarse. A nosotras nos recogieron a las 6:30 pm.

Doy muchas gracias a Dios que me permitió estar con este grupo de exalumnas que recuerda el colegio, pero sobre todo que viven en un ambiente de fe, de alegría, de fraternidad. Creo que ellas no solo disfrutaron, sino que salieron fortalecidas para continuar la tarea que Dios les ha encomendado, como esposas, madres, abuelas y bisabuelas.

Elsa Gómez Galindo. Mar.

ORACIÓN MENSUAL

ORACIÓN MENSUAL

ORACIÓN MENSUAL JUVENTUD COFRADE

La Hermandad de Nuestra Señora de las Nieves y la Hermandad del Santísimo Sacramento de Las Gabias nos invitaron a unirnos en la Iglesia Parroquial de la Encarnación, para una oración ante Jesús Sacramentado organizada por la Pastoral Juvenil de Granada, que fortaleció nuestros corazones y unió a la juventud en un momento espiritual único. Este encuentro de oración fue el día viernes 26 de Enero, a las 20:00 horas.

Antes de comenzar la oración, a las 19:00 horas, se visitó la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Allí fueron acogidos por las dos hermandades y las hermanas jóvenes Misioneras Agustinas Recoletas de Granada. Durante la visita a la Ermita les explicaron a los jóvenes el estilo, la estructura y el significado de lo que se puede observar en ella. Al terminar la explicación los jóvenes pudieron subir al camarín para ver de cerca y tomar fotografías a la Patrona de Las Gabias, la Virgen de las Nieves. Participaron en la oración ante el Santísimo las siguientes Hermandades: Hermandad de la Borriquilla de la Iglesia de San Andrés, Hermandad de la Aurora de la iglesia de Santa María de la Aurora y San Miguel, Hermandad de los Gitanos que está en la Abadía del Sacromonte, Hermandad de la Estrella de la iglesia de San Cristóbal y la Hermandad de Favores de la iglesia de San Cecilio.

Dirigió la oración Don Luis Miguel Sánchez párroco de Otura y delegado de la pastoral juvenil de Granada. Le acompañó el seminarista de sexto curso Javier López Frías. Durante la oración los jóvenes agradecieron a Jesús por el amor que Él les tiene y a manera de salmo pidieron al Señor que nos aumente la fe y el amor; luego se procedió a la lectura y meditación del Evangelio según san Juan (15, 9-17) donde Jesús nos dice que como su Padre le ama así nos ama Él y nos invita a permanecer en su amor, incluso nos llega a llamar amigos y espera que nosotros demos fruto.  Seguidamente los jóvenes pidieron ayuda al Señor para usar bien sus energías y poder crecer en amor y misericordia hacia los demás, para que sus fallos no los desanimen y conserven el coraje de ayudar y nunca caigan en las garras del egoísmo. Ya casi para terminar los jóvenes le pidieron al Señor que les ayudara a cumplir su voluntad en sus estudios y en la misión que Él les ha encomendado en la vida, además, le han pedido para que no caigan en los vicios que les rodean, las drogas, alcohol, violencia, para que busquen amistades que los ayuden a crecer como hijos de Dios y que entre compañeros sepan respetarse mutuamente viviendo en igualdad, y para que aprendan a respetar el medio ambiente y así tener un mundo donde poder vivir y crecer en armonía con su entorno, y también que la alegría esté presente en sus vidas. Durante la oración hubo momentos de silencio meditativo y cantos de adoración.

Al finalizar la oración, tuvimos un ágape en convivencia en el Salón Parroquial.

Karen Alvarado, MAR.

#ASHTAG MADRID

#ASHTAG MADRID

«I ENCUENTRO DE EVANGELIZADORES DIGITALES»

El pasado sábado 13 de abril se hizo el primer encuentro de evangelizadores digitales en Madrid. La organización se llevó a cabo por la Delegación de Jóvenes en colaboración con Medios de Comunicación de la archidiócesis de Madrid, en el encuentro destacamos la participación del cardenal arzobispo José Cobo y monseñor Lucio Ruiz, secretario del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede.

Como esta era una gran oportunidad, obviamente nosotras las MAR no podíamos faltar. Fue una reunión muy fraterna abierta a todo misionero/a  y  creador/a  de contenido digital,  que sienten la vocación de llevar el mensaje del Evangelio a las redes sociales. El evento tuvo invitados internacionales los cuales tienen ya, una amplia experiencia en el mundo de las rrss (redes sociales) y nos transmitieron a todos el duro trabajo que hay detrás de estas, pero sobre todo lo gratificante que es llevar el mensaje de Dios sin frontera alguna, puesto que justo eso es lo grandioso que nos brindan las rrss, que nuestro mensaje llegue a lugares cada vez más lejanos.

Pueden buscar la trayectoria de cada uno de ellos a través de sus perfiles  de Instagram y el grandioso mensaje que dan en cada uno de sus contenidos:

Este evento abarcó un gran interés para todos nosotros, el propio cardenal José Cobo aclaró que estamos en un momento misionero crucial, que no seamos ajenos al tiempo en el que vivimos y que nos tenemos que embarcar en este continente digital, para que toda misión vaya bien encaminada; por lo tanto es un propósito que tenemos como congregación, en el cual estamos muy convencidas de encaminarnos, sobre todo de emprender este viaje unidas.

https://www.instagram.com/reel/C5xlLR-q39j/?igsh=MTR1aWhmcmttaDc2bg%3D%3D

Sigámonos llenando de aprendizaje y sobre todo sigámonos llenando de Dios.

Un mensaje para ti

 

Ser Misioneras

Ser Agustinas

Ser Recoletas