Vivir la Fe en Comunidad

El fin de semana del 8 al 10 de abril tuvimos la inmensa alegría de participar en el Casiciaco organizado para los jóvenes del Colegio Agustiniano de Madrid que se preparan para recibir el sacramento de la Confirmación. Fue un fin de semana lleno del amor de Dios expresado de mil formas diferentes.

Mónica, una de las participantes, nos comparte un poquito de su experiencia en estos días:

Escuchar testimonios de jóvenes que como tú buscan a Dios, incansables, con sus dudas y sus fortalezas, tan parecidas y diferentes a las tuyas a la vez… no puede haber nada mejor para crecer en la fe y vivir en comunidad que un Casiciaco.

Mi vivencia fue doble, por un lado, pude ver cómo mis catecúmenos entraban en dinámica y abrían su corazón al amor de Dios, cómo su fe crecía y les hacía avanzar un gran paso en su camino hacia la Confirmación.

Se dieron cuenta de que no están solos en esto y que hay gente “normal” con sus mismas inseguridades y miedos, pero lo que más aprendieron es que si quieres encontrar a Dios hay que buscarlo y seguir a Jesús en cada decisión de nuestra vida.

¡Además, conocieron más facetas de ellos mismos en las que a veces no nos paramos a pensar y se dieron cuenta de todo lo bueno que les rodea día a día, de que están vivos!

También viví el Casiciaco como participante, dejándome empapar de cada testimonio, admirando la fortaleza del matrimonio y aprendiendo a dirigirme a la Virgen.

Además tuve la suerte de participar como temista y, por primera vez, compartir mi vivencia de fe cristiana, de contar aquellas cosas que a veces no nos atrevemos, y de hacer entender a mis chicos que Dios “nos ama un mogollón” y que cuando sentimos eso estamos preparados para entregarnos por completo.

Casiciaco es impacto, conocimiento y descubrimiento, gracias por este regalo.

Mónica Hortigüela Aparicio

 

{gallery}agusticas, limit=0,random=1,width=200,height=100,gap_h=20,gap_v=20,displayarticle=1{/gallery}