mayo 21 de 2017                 

El Secretariado de Pastoral Vocacional, en cabeza de su Presidenta Hna. Rosario Fernández, Irma Bulux y Jesica López, organizaron en Bogotá, en las instalaciones donde era la sede del Colegio de Ntra. Sra. De la Consolación, la Celebración con motivo de la efemérides que resaltaría la Clausura del Año Vocacional, en el marco de la Celebración de los 50 años de la Pascua de Nuestra Madre Esperanza, a quien se le ha confiado a nivel de nuestra Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas, la intercesión por el aumento de las vocaciones para nuestra comunidad.

Días anteriores, se fueron disponiendo, para organizar este acontecimiento trascendental a nivel congregacional, teniendo como objetivo, la Acción de Gracias por el don de la Vocación a la Vida Religiosa. Con tal motivo, el Secretariado, en colaboración con otras hermanas y de manera especial, con la Hna. Nohemí Ríos, comenzaron a convocar a través de llamadas telefónicas, a  familiares, integrantes de FRAMAR, exalumnas, amigos, conocidos, de nuestras hermanas religiosas vivas o difuntas para esta celebración.

Dentro de la organización, convinieron, que el día más oportuno, fuera el  domingo 21 de mayo, en las horas de la tarde. De esta manera se dieron cita, los invitados, quienes poco a poco, luego de saludos efusivos y sonrisas por los reencuentros, se fueron ubicando en el auditorio; para dar inicio al evento, con un acto cultural: se comenzó con un desfile de instauración de los cuadros de nuestros fundadores, seguidamente, se desfiló con las banderas de los respectivos países, acompañadas cada una con el himno, en el que se resaltó los lugares donde estamos presentes las MAR o donde van surgiendo las vocaciones para nuestra congregación y se cerró este primer momento con las Palabras de Bienvenida, de nuestra Superiora Provincial: Hna. Olga Lucía Pérez R., ella en su saludo, hizo alusión a los momentos que vive actualmente la Congregación, así como también, la invitación a que se vinculen a los proyectos de reorganización y revitalización por los que está viviendo la comunidad.

Posteriormente con una canción mariana, muy significativa a la Virgen María, nuestras hermanas novicias, danzaron ante nuestra Madre de Consolación, luego las postulantes expusieron algunos apartes de los orígenes del Carisma de nuestra Congregación y se continúo con la Celebración Solemne de la Eucaristía, que fue precedida por los Padres Agustinos Recoletos: Fray Gustavo Sánchez y Fray Héctor Calderón, quienes durante la Celebración, hicieron alusión del sentido de la vocación; ellos estuvieron acompañados por dos religiosos teólogos y algunos jóvenes en discernimiento vocacional.

Terminada la Eucaristía se pasó a un sencillo compartir fraterno, lleno de conversaciones y de reencuentros, muchos deseosos que los lazos de fraternidad no se pierdan por eso para ello se hicieron intercambio de teléfonos o correos electrónicos.

Por estas experiencias que el Señor de la Mies nos permite compartir “damos gracias” y le pedimos continúe llamando a muchos para ser servidores de su mies abundante.

 

Hna. Ma. Judith Hernández J.

Coord. Equipo de Comunicación y Laicado

 

{gallery}avoc, limit=0,random=1,width=200,height=100,gap_h=20,gap_v=20,displayarticle=1{/gallery}