Las postulantes en el “Proyecto Vías”

En el mes de septiembre, el grupo de postulantes, comenzamos a colaborar en el “Proyecto Vías”, el cual está ubicado al norte de la Ciudad de México, a un costado del tren suburbano; lugar en el que hoy se encuentra la calle Crisantema, donde pasaba un tren de pasajeros el cual transportaba personas del interior de la República Mexicana, que venían en busca de mejores condiciones de vida. Con el paso del tiempo los rieles dejaron de funcionar y fueron llegando familias provenientes de provincia, que habitaron a las orillas, en su mayoría indígenas de bajos recursos.

Actualmente estas familias viven sin poder cubrir las necesidades básicas, en condiciones insalubres; en casas de madera, lámina y cartón, algunas analfabetas. Por esta miseria se dan como consecuencia casos de delincuencia y violencia intrafamiliar. Al conocer y acercanos mas a esta realidad decidimos apoyar mediante asesorías a los niños entre 2 y 12 años, y compartir nuestra fe a través del rezo del rosario.

En el trato con los niños, hemos encontrado: Dificultades en el aprendizaje, falta de atención, niños que trabajan y no tienen tiempo para estudiar y otros tan ocurrentes que se suben al árbol que está a un lado y, aunque les llamemos la atención e incluso sus padres también los regañen, no se bajan porque dicen que son changuitos; en otras ocasiones nos hemos resguardado debajo de una lamina cuando llueve, eso si teniendo siempre por compañía a los niños. A través de estas experiencias encontramos en ellos sencillez, pureza, alegría, humildad y sobre todo nos manifiestan su amor con abrazos, besos, caricias y pidiéndonos que los carguemos.

Con las familias y adultos mayores al visitarlos vivimos momentos agradables en medio de pláticas, risas y anécdotas, se nos va el tiempo tan rápido que no lo sentimos. En los rosarios se aviva la llama de la fe de cada uno de nosotros, somos pocos, pero los niños son los mas fieles, ellos nos van acompañando dentro de nuestro caminar a lo largo de las vías, cantando “Santa María del Camino”.

Damos gracias a Dios por la misión que ha puesto en nuestras manos, por cada experiencia vivida y por lo que aun nos falta vivir.

Postulantes:  

Karen Beatriz Polanco Peguero, Miriam Viviana Horta Colín y Rocío Coroy Díaz

 

{gallery}sendero,limit=0,random=1,width=200,height=100,gap_h=20,gap_v=20,displayarticle=1{/gallery}