El 24 de abril, día de la conversión de nuestro Padre San Agustín, en el Colegio Nuestra Señora de la Consolación, de Granada-España, celebramos este acontecimiento desde la mañana, con dos celebraciones muy emotivas.

Primero se empezó con los niños de infantil y de primer ciclo. En este primer  encuentro algunas alumnas de la secundaria y madres de familia nos deleitaron con un baile, luego se explicó a los niños, algunos aspectos sobre la experiencia de amor que tuvo San Agustín con Dios; esta pequeña anécdota la realizó el profesor Alejandro Ayllón.

Más tarde continuamos con segundo y tercer ciclo de primaria y con los estudiantes de secundaria. Celebramos la Eucaristía, que fue presidida por el Padre José Gabriel Martín, el cual hizo énfasis, en que nuestro padre siempre tuvo sed de Dios, que su corazón fue encendido de amor, por la Luz de Cristo. Y como este santo, cada uno de nosotros está llamado a dejar que esa misma llama permanezca en nuestra vida.

Fue un día recreativo, lleno de emociones, sobre todo de poder compartir con los demás esta gran fiesta que nos anima a seguir teniendo un corazón inquieto como el de San Agustín.

Y termino con esta hermosa frase que nos dejó nuestro padre y amigo: “La búsqueda de Dios, es la búsqueda de la felicidad. El encuentro con Dios, es la propia felicidad”.

 

Comunidad MAR del Colegio de Granada