“¡Oh Verbo, que eres anterior al tiempo, por quien fueron los tiempos, tú que naciste también en el tiempo, y que, siendo la vida eterna, nos llamas a los que vivimos en el tiempo y nos haces eternos! Esta es la generación de las generaciones.”

 

San Agustín (S. 101,2,10)